Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

Europa necesita refundarse.

La unión monetaria es insuficiente hay que darle la cobertura política para asentar un proyecto fuerte que defienda a sus estructuras y ciudadanos/as frente a las especulaciones externas que le interesan un euro débil para seguir especulando y ganando.   Es  necesario avanzar hacia una "Confederación de Estados" que represente a los 500 millones de europeos/as en un mundo donde los países emergentes de América y Asia están al alza, se consolida la potencia de EEUU y nos encontramos en un foso del ciclo capitalista.  El capitalismo necesita destruir para construir, hundir para resurgir ... y ahora mediante el convencimiento social que los Estados despilfarran nos someten a políticas de recortes que lesionan los derechos que hemos ido conquistando durante décadas.   Las lágrimas de la Ministra italiana anunciando las políticas de ajuste del Gobierno Italiano son muy significativas,  representa a la política supeditada a los especuladores.
Es momento de que la izquierda vuelva …

¿La crisis nos desorienta y nos confunde las ideas?

Si nos molestamos en seguir la marcha de la crisis a través de los medios de comunicación, observamos que sin saber muy bien por qué los designios del mercado hacen subir y bajar las "primas de riesgo" a su antojo, de un día para otro las bolsas consiguen records al alza o a la baja indestintamente, y los tertulianos de las radios siguen  analizando y debatiendo para intentar buscar las causas de tanto desatinos mercantiles.   Esto que podía ser un jeroglífico ó un pasatiempo más o menos divertido se convierte en trágico cuando la crisis le pone cara a los muchos ciudadanos/as que padecen sus consecuencias.
Parece que hay consenso (incluso entre los partidos con diferencias poco significativas) en una serie de medidas para que la economía vaya remontando siguiendo las directrices impuestas por "la austeridad" alemana" que consiguirá acabar con los déficits públicos pero eso sí consiguiendo que la mayor parte de los ciudadanos/as  tengan los bolsillos pelados.